Diario de Nuria

En primera persona

El diario de Núria

Correctores
Conversación Whatsapp real que acabo de mantener: Nuria (yo): Hola, te he llamado antes para...

Escrito en: En primera persona | Sin Comentarios »

‘Noodles’ de calabaza

julio 24th, 2018

Esta receta tiene unas cuantas bondades desde el punto de vista nutricional. Y es que la calabaza es un potente antioxidante, nos ayuda a conciliar el sueño y mejora nuestro estado de ánimo por su contenido en triptófano. Además, cuida nuestra piel y nuestra vista por la vitamina A de su carne y sus semillas. Y es baja en calorías. Bon profit!

Fuente vogue

Ensalada griega con calabacín

julio 24th, 2018

Esta versión de ensalada griega es un cóctel de alimentos healthy: desde la cebolla morada (más ricas en antioxidantes que la morada) hasta el pepino (es bajo en calorías y muy rico en fibra) o el calabacín (rico en calcio, fósforo y magnesio). Además el hecho de comer en crudo el calabacín hace que conserve intactas sus propiedades nutricionales. Bon profit!

Fuente vogue

Crema fría de guisantes, calabacín, menta y queso de cabra

julio 24th, 2018
Ingredientes: una cuchara de aceite de coco; una cebolla roja; 250 gr. de guisantes frescos o congelados; un calabacín trozeado; 500 ml. de caldo vegetal; pimienta; un puñado de menta; un puñado de espinacas generoso y la cáscara de medio limón. Para servir puedes utilizar kéfir o queso de cabra cremoso, semillas de cáñamo y semillas de girasol especiadas (*receta más abajo).

Ingredientes para las pipas de girasol especiadas: un cuarto de taza de semillas de girasol; una cuchara de aceite de oliva; un cuarto de cucharita de pimentón ahumado y media cuchara de tamari.

Elaboración: pon a calentar en una olla el aceite de coco y añade la cebolla. Dora a fuego medio unos minutos o hasta que veas que está translucida. Añade los guisantes y el calabacín trozeado. Dora unos minutos y añade el caldo vegetal y la pimienta. Pon en tu batidora, la menta, la espinacas, la cáscara de medio limón y añade el resto de ingredientes. Licúa todo hasta cremoso. Pon en una botella o frasco y deja enfriar. Una vez enfriado, guarda en la nevera.

Pon a calentar en una sartén un poco de aceite de oliva, añade el pimentón ahumado, el tamari y las semillas de girasol. Tuesta unos 5-8 minutos vigilando que no se quemen. Sirve la crema fría, con un poco de kéfir o queso de cabra, semillas de girasol y semillas de cáñamo.

Un truco (para ahorrar tiempo): lleva a la oficina la crema en un tarro de cristal (o Mason Jar) y ponle los toppins en el último momento. Puedes acompañar la crema de una tostada con aguacate.

Bon profit!

Fuente vogue