Langostinos sin humos

Eliminar el exceso de aceite y aliños muy grasos es uno de los trucos para que nuestros platos sean más ligeros y saludables. Para una primera fase de pérdida de peso, los langostinos sin humos son una opción apta y sabrosa. Colocamos los langostinos en una bandeja apta para microondas y añadimos ajo y perejil picado; rociamos con un chorro de aceite de oliva virgen extra y los cocinamos durante un minuto a máxima potencia.

Bon profit!

Esta y otras recetas de la nutricionista Ángela Quintas las podéis ver aquí, fuente elle.com

Dejar un comentario