• Morano Bioplastia Mallorca
  • Morano Botox Mallorca
  • Morano EstÚtica de los labios Mallorca
  • Morano EstÚtica del rostro Mallorca
  • Morano Rinomodelaciˇn Mallorca
  • Morano EstÚtica genital femenina Mallorca
  • Morano Vida sexual Mallorca
  • Morano Lipolaser Mallorca
  • Morano Alopecia Mallorca
  • Tratamiento Dental Mallorca

La belleza del cuerpo es indicio de la belleza del alma

Tratamiento Facial

Tratamiento Facial > Botox. TIPOS COMERCIALES DE TOXINA BOTULÍNICA (BOTOX)

Botox. TIPOS COMERCIALES DE TOXINA BOTULÍNICA (BOTOX)

Existen actualmente tres marcas comerciales de toxina botulínica, botox, comercializadas en Europa:

- BOTOX-VISATABELL, la más conocida, es toxina botulínica tipo A y está comercializada por el laboratorio Allergan, Inc, Irvine, California. E.E.U.U. Se presenta en un vial de cristal, que contiene 100 U. del producto desecado al vacío y que admite la entrada de hasta 10 cc. de suero fisiológico y hay que mantenerla hasta su reconstitución a -4º C. de temperatura, o menos. Esta presentación es de uso exclusivo hospitalario. Para su uso en Estética disponemos de varias presentaciones según países: Botox Cosmetic en E.E.U.U. y Canadá, Vistabex en Italia y VISTABEL en el resto de Europa y en España aprobada el 22 de Febrero de 2004. La única diferencia con respecto a Botox es, a parte del nombre, que el vacío que tiene realizado el vial sólo admite 4 cc. de suero fisiológico, ésta presentación fue después modificada para su mejor uso en estética, apareciendo la presentación con dos viales de 50 U., lo que llevó a la desaparición de la anterior presentación.

- DYSPORT, AZZALURE (el botox inglés) comercializada desde 1999 por el laboratorio Speywood Pharmaceutical, Ltd, Maidenhead, Inglaterra. Se comercializa con dos viales que contienen cada uno 500 U. de botox tipo A desecada en forma de pastilla y que tiene que conservarse en frigorífico entre 2º y 8º C. Este producto hasta el momento de la prohibición expresa para su uso en estética, febrero del 2002, se utilizó mucho, por ser más fácil de conservar, ser mayor la duración de su efecto y ser menos molesta a la hora de ser inyectada. Actualmente se comercializa en Europa con el nombre de AZZALURE.

- BOCOUTURE, (botox alemán). Es un botox libre de proteínas. No requiere refrigeración. Está autorizado en España desde 2010.

APLICACIONES COSMÉTICAS del BOTOX
En el uso cosmético de la toxina botulínica (botox) podemos distinguir dos tipos de aplicaciones en función de su dificultad y del entrenamiento que se precisa por parte del terapeuta. Las aplicaciones más sencillas son a la vez las más comunes y aquellas en las que se empezó a utilizar esta técnica. Son las que ofrecen resultados más seguros, con un porcentaje de efectividad entre el 85% y el 90%. Podemos incluir en este tipo las líneas verticales y horizontales del entrecejo, las “patas de gallo” o arrugas del canto externo de los ojos y las líneas horizontales de la frente.

Las aplicaciones del botox que consideramos “avanzadas” son las que requieren una mayor experiencia y destreza por parte del médico y el aprendizaje práctico con un instructor, son además aplicaciones que tienen más efecto sobre los músculos y la forma facial y no sobre arrugas. Un error en estos casos supondría una posible parálisis zonal, transitoria pero de importantes consecuencias. Las zonas a las que podemos extender los beneficios de esta técnica teniendo en cuenta estas precauciones son: la técnica para elevar las cejas, las arrugas verticales de los labios, las líneas verticales de las mejillas, las líneas horizontales del cuello, las bandas verticales del platisma, las asimetrías faciales, las arrugas del mentón, las comisuras labiales caídas y la hiperhidrosis.

APLICACIONES SENCILLAS
- Líneas entrecejo
- Patas de gallo
- Líneas horizontales de la frente

APLICACIONES AVANZADAS
- Líneas verticales labio superior
- Líneas verticales mejillas
- Arrugas mentonianas
- Comisuras labiales

TÉCNICA DE INYECCIÓN del BOTOX
Una vez reconstituido el botox siguiendo los pasos indicados se tiene que conservar refrigerada sin sacarla del vial. El paso a jeringa sólo debe hacerse justo antes de su utilización. Usamos una jeringa de tuberculina con una aguja de grosor G-21 o G-18 para aspirar el producto del vial y una aguja 30 G ½ para inyectarlo.
Previamente al tratamiento de botox es importante explorar al paciente para descartar posibles alergias, parálisis o ingesta de medicamentos que pudieran interferir en la efectividad del producto. El paciente tiene que ser informado correctamente sobre el producto que se le va a inyectar, efectividad y posibles efectos secundarios. Además se debe intentar aclarar con el paciente cuáles son sus expectativas y explicar cualquier duda respecto a los efectos, tiempo de duración de los mismos y tiempo que debe esperar para observar resultados.

Antes de iniciar la sesión de botox nos debemos poner frente al paciente y le diremos que realice movimientos con las zonas de la cara que vamos a tratar para detectar posibles hipertrofias musculares o dismorfias. Una vez comprobado el estado de la zona situamos al paciente en una camilla en posición semisentada. Limpiamos la zona y enfriamos con un Could Pack para reducir las molestias propias de la inyección y provocar una vasoconstricción que nos minimizará un hematoma. En algunos pacientes muy sensibles ponemos media hora antes una crema anestésica en las zonas a tratar, de escasa efectividad ya que lo que molesta es la entrada del liquido, la distensión y el quemor, pero es un buen placebo.

COMO Y DONDE INYECTAMOS EL BOTOX
La forma de inyectar el botox depende de cada zona en cuestión. Podemos hacerlo de forma perpendicular a la piel, tangencial o subcutánea, pudiendo entrar en el músculo o quedarnos en la superficie del mismo. Así, en el caso de los corrugadores, le pedimos al paciente que arrugue la zona y procedemos a pinzar con la mano la piel para que nos sirva como guía de la profundidad a la que tenemos que trabajar, y en la frente en cambio, inyectamos de forma tangencial entre cada dos arrugas o en los puntos donde detectemos mayor fuerza muscular.

En la región periocular, “patas de gallo”, preferimos inyectar el botox de forma paralela a la piel haciendo el depósito subcutáneo entre cada dos arrugas. Reducimos de esta forma el riesgo de migración de la toxina hacia el orificio orbicular y producimos una parálisis incompleta del músculo evitando grandes cambios en la expresividad. En caso de arrugas muy marcadas, con un músculo orbicular fuerte, podemos hacer algunas punciones intramusculares y otras subcutáneas.

En las arrugas perinasales o líneas “bunny” inyectamos el botox de forma perpendicular a la piel hasta llegar al hueso, y luego retiramos ligeramente la punta de la aguja. Conseguimos así dejar el botox en una zona estanca evitando su migración al músculo elevador del labio superior.

Una vez depositada la cantidad de botox que deseemos en cada punto, procedemos a retirar la aguja de la piel presionando a continuación durante un par de minutos el punto de inyección para evitar la formación de equimosis locales. Debemos recordar la importancia de no masajear para no fomentar la migración del producto.

Debe recomendarse al paciente que no se acueste en las tres horas inmediatas y que gesticule durante unas dos horas haciendo movimientos de contracción de las zonas tratadas para aumentar la actividad de las uniones neuromusculares. De esta forma aumenta la cantidad de botox unida a las mismas y la efectividad del tratamiento.

También le aconsejaremos que no aplique cremas ni masajee la zona en las siguientes cuatro horas.

El BOTOX EN LA HIPERHIDROSIS AXILAR
- En personas muy nerviosas, muy tímidas o muy lábiles emocionalmente, puede aparecer hiperhidrosis axilar con consecuencias que dificultan aún más su vida social. Para el tratamiento de la hiperhidrosis axilar la dilución del vial de BOTOX la realizaremos con 2cc. de suero fisiológico, inyectando 1cc. (50u.) por axila.
En esta zona no existe peligro de complicaciones, y el único efecto secundario que puede aparecer es el dolor en el punto de inyección y la equimosis local.

En cinco días se reduce la hiperhidrosis al 50% y en diez días entre el 70% y el 80%. El efecto dura entre cinco y ocho meses y la repetición del tratamiento a lo largo de dos o tres años, puede hacer desaparecer el problema definitivamente.

COMPLICACIONES Y EFECTOS SECUNDARIOS DEL BOTOX
Complicaciones generales
Las complicaciones suelen ser exclusivamente locales, las más comunes suelen ser, dolor local en el punto de inyección, edema, eritema, cefalea sobre todo por un exceso de paralización del m. frontal, hiperestesias, sensación de anestesia en el punto de inyección más acusado en labios. Hasta ahora no se han descrito complicaciones sistémicas importantes. Las descritas se reducen a nauseas, mareos, fatigas, cefaleas, síntomas gripales y rash cutáneo distante al punto de inyección, son poco frecuentes y tienen más bien un carácter idiosincrásico. La toxicidad del BOTOX empieza a partir de 40U. por kilo de peso, y en medicina estética es raro que sobrepasemos la dosis de 1U. por kilo de peso. Los efectos indeseados por tanto pueden considerarse de acción local y temporales, reducidos al tiempo de efectividad de la toxina.

TRATAMIENTOS ASOCIADOS AL BOTOX
La técnica de inyección de BOTOX no debemos considerarla como una técnica de rejuvenecimiento única, es aconsejable realizarla en conjunto dentro de un esquema terapéutico cuya función es conseguir un resultado lo menos agresivo posible y lo más duradero.

Lo podemos combinar con técnicas quirúrgicas como el lifting facial o la blefaroplastia, consiguiendo un resultado mucho más llamativo. En algunos casos se inyecta peroperatoratoriamente con lo que se consigue adelantar los resultados y que desaparezcan problemas de tensión zonal en posoperatorio inmediato. En blefaroplastias se puede inyectar el botox unos días antes de la intervención ayudándonos a evaluar la cantidad de piel sobrante.

En combinación con peelings o con láser resurfacing, hay estudios en los que se trató un lado de la cara con botox mientras que el resurfacing se realizó bilateralmente consiguiendo un mejor resultado el lado tratado con botox. La inyección de botox se debe poner 2 semanas antes del tratamiento con láser mejorando las arrugas que aparecen durante el periodo de remodelación del colágeno, reduce la necesidad de hacer un resurfacing más agresivo siendo aconsejable repetir la inyección de botox a los 2 meses después del resurfacing.

También mejora mucho los resultados si se combinan el botox con la técnica de rejuvenecimiento facial con I.P.L.

La combinación de botox con productos de relleno ayuda a mejorar sobre todo la arrugas glabelares. Una semana después de inyectar el botox en la zona glabelar podemos inyectar ac. hialurónico consiguiéndose resultados más satisfactorios ya que cuando ponemos botox por primera vez no corregimos las arrugas muy marcadas, pero si procedemos a rellenarlas después de relajar los músculos que la provocan conseguiremos un resultado más duradero tanto para el botox como para el ac. hialurónico. El matrimonio Carruthers publicó un trabajo en Agosto del 2003 donde combinaban Restylane con botox en comparación con Restylane solo o con botox sola. El resultado fue muy satisfactorio ya que en los casos inyectados con botox solo, su efecto duraba 12 semanas, los inyectados con Restylane solo, las arrugas glabelares reaparecían a las 18 semanas. En los casos en que se combinaron ambas técnicas, botox y Restylane, el efecto beneficioso se prolongó durante 32 semanas.