• Morano Bioplastia Mallorca
  • Morano Botox Mallorca
  • Morano Esttica de los labios Mallorca
  • Morano Esttica del rostro Mallorca
  • Morano Rinomodelacin Mallorca
  • Morano Esttica genital femenina Mallorca
  • Morano Vida sexual Mallorca
  • Morano Lipolaser Mallorca
  • Morano Alopecia Mallorca

La belleza del cuerpo es indicio de la belleza del alma

Noticias

Los cambios atmosféricos y ambientales afectan los brotes de lupus específicos de órganos

Nuevos hallazgos de la investigación presentados en la Reunión Anual del Colegio Americano de Reumatología 2019 han descubierto una fuerte asociación entre los cambios en las variables atmosféricas y ambientales 10 días antes de una visita a la clínica y los brotes de lupus específicos de órganos en pacientes con lupus eritematoso sistémico.

El lupus eritematoso sistémico, denominado LES o lupus, es una enfermedad crónica que causa inflamación sistémica que afecta a múltiples órganos. Además de afectar la piel y las articulaciones, puede afectar a otros órganos del cuerpo, como los riñones, el tejido que recubre los pulmones (pleura), el corazón (pericardio) y el cerebro. Muchos pacientes experimentan fatiga, pérdida de peso y fiebre.

El conocimiento del papel que juegan las exposiciones ambientales en el desarrollo del LES y su asociación con la actividad del LES podría ayudar a los reumatólogos a identificar los factores de riesgo modificables y los mecanismos que dan lugar al lupus, según los autores de este estudio.

Examinaron cómo los cambios en la concentración de partículas finas (PM2.5), la concentración de ozono, la temperatura, el viento resultante, la humedad relativa y la presión barométrica pueden predecir brotes de lupus específicos de órganos. "Estudios recientes de asociación de todo el genoma han identificado más de 40 polimorfismos de un solo nucleótido, que son importantes en el lupus. Los polimorfismos de un solo nucleótido son el tipo más común de variación genética entre las personas, pero un porcentaje relativamente bajo de personas que tienen estas variaciones genéticas en realidad desarrollan lupus, lo que sugiere que los factores ambientales juegan un papel importante en el lupus", explica George Stojan, profesor asistente de Medicina, Johns Hopkins Lupus Center, y el autor principal del estudio.

"Existe una fuerte evidencia epidemiológica de asociación con varios factores ambientales, incluida la exposición a sílice cristalina, fumar cigarrillos y estrógenos exógenos, así como posibles asociaciones entre otros factores exógenos como el mercurio, la radiación ultravioleta, los solventes y los pesticidas", añade.

Los polimorfismos de un solo nucleótido son el tipo más común de variación genética entre las personas, pero un porcentaje relativamente bajo de personas que tienen estas variaciones genéticas en realidad desarrollan lupus, lo que sugiere que los factores ambientales juegan un papel importante en el lupus, dice George Stojan, MD, Profesor Asistente de Medicina, Johns Hopkins Lupus Center, y el autor principal del estudio.

Cuando se trata del impacto atmosférico, los datos del Hopkins Lupus Center describieron previamente una variación estacional signi cativa en la actividad de la enfermedad de LES con más actividad de la artritis en los meses de primavera y verano, y un aumento en la actividad renal en los meses de invierno, títulos significativamente más altos de anticuerpos anti-dsDNA en el otoño, y una variación significativa de la actividad global de la enfermedad a lo largo del año.

Si bien varios estudios en el pasado intentaron correlacionar la actividad global de la enfermedad de LES con los cambios atmosféricos, este es el primer estudio que analiza la asociación de los brotes de lupus especí cos de órganos con los cambios atmosféricos
antes de las visitas de los pacientes".

El estudio incluyó a 1.628 pacientes que cumplieron cuatro de los 11 criterios de clasificación ACR o SLICC para LES. Los datos variaron entre 1999 y 2017. El lapso máximo entre visitas fue de 110 días con unidades de agregación de tiempo de un mes.

La actividad de la enfermedad se expresó como Evaluación global del médico (PGA) tomada en cada visita del paciente. El brote de lupus se definió como un aumento de la puntuación PGA de un punto o más en comparación con la visita anterior. Los datos ambientales y atmosféricos se obtuvieron de la Agencia de Protección Ambiental de EE. UU. (EPA), incluidos PM2.5 y la concentración de ozono, temperatura, viento residual, humedad relativa y presión barométrica. Los investigadores calcularon los valores promedio de cada factor 10 días antes de la visita del paciente. También construyeron modelos univariados y multivariados para estudiar la asociación de las variables con la actividad de la enfermedad del lupus. Ajustaron los modelos por edad, sexo, ingresos, distribución racial y residencia rural versus urbana. Utilizaron la regresión logística multivariada para identificar los determinantes significativos asociados con los brotes de lupus y realizaron la regresión para cada resultado de brote de órgano. Basaron la inferencia de regresión en ecuaciones de estimación generalizadas para tener en cuenta los resultados repetidos en el tiempo. Los resultados del estudio mostraron asociaciones estadísticamente significativas entre
los factores ambientales y el lupus en múltiples áreas. La erupción cutánea, la serositis, los brotes hematológicos y articulares se asociaron con un aumento de la temperatura. Las erupciones renales disminuyeron a medida que aumentaron la temperatura y la concentración de ozono. Las erupciones articulares, neurológicas, hematológicas y pulmonares se asociaron con el viento residual. La humedad se asoció signi cativamente con brotes de articulaciones y serositis. La concentración de PM2.5 se asoció significativamente con erupción cutánea, articulaciones, serositis y brotes hematológicos. Si bien los hallazgos del estudio muestran una fuerte asociación entre los cambios en las variables atmosféricas y ambientales 10 días antes de una visita a la clínica del paciente y
la actividad de lupus específica de órgano en la visita, ningún factor ambiental o atmosférico tuvo una asociación general con todas las erupciones de lupus específicas de órgano.

"Estos hallazgos generan preocupación por un impacto potencialmente signi cativo de los cambios atmosféricos en la aparición de brotes de lupus específicos de órganos, pero se necesitan más estudios para con rmar este efecto y explicarlo potencialmente. Los efectos atmosféricos pueden tener un impacto importante en el diseño del ensayo clínico de lupus y resultados", señala el doctor Stojan.

"Desde una perspectiva global, estos hallazgos podrían implicar el cambio climático y el calentamiento global como factores importantes en la rápida epidemiología del lupus en todo el mundo -añade. En última instancia, estos hallazgos son el primer paso para reivindicar a la gran mayoría de los pacientes con lupus que están convencidos de que su enfermedad es influenciado por los cambios climáticos y quién inspiró esta investigación".

Fuente infosalus.com