Se trata de un concepto polivalente para describir el tratamiento facial desde las tres dimensiones del espacio. Se planifica cuidadosamente la estrategia a seguir y en una sola sesión se trata al paciente con cuatro-seis ml de relleno en diferentes planos con el fin de proyectar, alisar y corregir asimetrías. Buscando un resultado armónico y natural mediante la recuperación de volúmenes en áreas mandibulares o pómulos por ejemplo. Se emplean sustancias biocompatibles y reabsorbibles. La duración del efecto del tratamiento dependerá de los productos empleados, pero puede llegar a permanecer durante dos años. Realizamos una cita de tratamiento y una revisión al cabo de 20 días. Puede ocasionar inflamación y hematoma. Es un tratamiento poco doloroso y que no requiere crema anestésica ni baja laboral. Si el paciente lo solicita, puede aplicarse crema anestésica.
Pide una cita