Cirugía Estética/

Lipofilling corporal. Aumento de pecho con su propia grasa

Lipofilling corporal.

Aumento de pecho con su propia grasa

Cuando deseamos pequeños aumentos de mama, de una o dos tallas, con resultado totalmente natural y semipermanente, disponemos de esta técnica que si bien hace años que se aplica, se ha ido perfeccionando progresivamente.

El deseo del aumento de volumen corporal se produce, fundamentalmente por dos causas: un déficit congénito que provoca una insatisfacción al paciente o bien se ha producido una perdida fisiológica.

Este deseo de aumento de volumen es especialmente demandado es en las mamas y en facial.

Las encuestas más recientes nos hacen ver que muchas mujeres rechazan un aumento de pecho debido en su mayor parte al miedo al quirófano y a las prótesis, y más en los últimos tiempos debido al problema de una marca determinada.

Así, a muchas de ellas les gustaría aumentar el volumen mamario pero no pueden ni quieren, vencer su miedo a una anestesia general.

Pues bien, el LIPOFILLING, o auto trasplante de grasa es un opción de acceder a un aumento de mama de una o dos tallas, sin necesidad de anestesia general, es suficiente una ligera sedación, y de manera totalmente ambulatoria es decir, no hay ingreso hospitalario.

El procedimiento tiene una duración aproximada 90 minutos dependiendo de la cantidad de grasa a trasplantar. El método es muy sencillo y no requiere hospitalización posterior, la paciente regresa a casa al finalizar el tratamiento.

El reto de este siglo en el campo de la cirugía estética es descubrir nuevos tratamientos que además de dar excelentes resultados simplifiquen de alguna manera los métodos tradicionales haciéndolos menos invasivos.

Esto es precisamente lo que supone ésta técnica:

Conseguir un aumento de volumen de la mama, con un resultado absolutamente natural, tanto a la vista como al tacto, sin complicaciones, sin interrupción de la vida social o laboral.

Dónde se aplica la grasa

Pecho. Esta nueva técnica se utiliza con excelentes resultados en casos de aumento mamario (60 a 100 gramos por pecho), y para correcciones de cualquier tipo de irregularidad en alguno de los senos. La grasa se introduce por medio de una fina inyección aplicada entre la piel y los músculos, la cual modifica el volumen y la forma del pecho de forma muy natural y acorde con la propia fisonomía del paciente.

El tratamiento debe ser realizado por personal médico debidamente entrenado en la técnica y que a su vez tenga experiencia previa en la cirugía. La elección de un buen profesional es fundamental a la hora de obtener los mejores resultados. El paciente debe asumir que esta técnica innovadora sólo debe realizarse por profesionales de la medicina convenientemente cualificados en este campo.

También se aplica para restaurar los volúmenes faciales, glúteos, etc.

Duración de los resultados

La duración va a depender de la cantidad de grasa que se implante y consiga una buena irrigación sanguínea. Esa grasa que ha “prendido” será permanente. Se considera que un 60% del trasplantado va a permanecer indefinidamente. Pasados los años se puede hacer una nueva reimplantación de grasa, si el paciente lo desea.

La utilización de la grasa como auto trasplante presenta numerosas ventajas al compararlo con otras técnicas. Menos traumático, no hay posibilidad de rechazo, no se encapsula, la reincorporación es inmediata…

Como conclusión podemos afirmar que la utilización de grasa supone un gran avance en el campo de la cirugía estética ya que mediante una sencilla inyección se restauran y amplían volúmenes corporales, consiguiendo magníficos resultados y mínimos efectos secundarios, como lo prueban en la actualidad la gran cantidad de tratamientos realizados con éxito en todo el mundo.

EN COLABORACION CON EL DR. JAIME ESTRADA. CIRUJANO PLASTICO, JEFE DE SERVICIO DE LA UNIDAD DE CIRUGIA PLASTICA Y RECONSTRUCTIVA DEL HOSPITAL DE SON ESPASES.

RELATED TREATMENTS

¿Necesitas más información? Nos ponemos en contacto contigo

971 718 121
655 555 555