Es habitual que la zona submentoniana tienda a acumular grasa y para poder eliminarla contamos con distintas opciones como el lipolaser o la infiltración de ácido desoxicólico. Por un lado el lipolaser es un tratamiento quirúrgico por el cual una fibra de láser que extrae la grasa que previamente ha sido diluida. Se eliminan las células grasas, se trata la piel y conseguimos firmeza en el ángulo mandibular. Los resultados son definitivos. No requiere ingreso, pero se realiza en quirófano bajo anestesia y requiere unos cuidados específicos posteriores. Por otro lado, el ácido desoxicólico (Belkyra) es un tratamiento no quirúrgico que consiste en la microinyección de éste en la zona a tratar y actúa destruyendo la membrana celular grasa. Puede aparecer hematoma e inflamación, y requiere reposo relativo unas 24 horas. Se realizan varias sesiones según el volumen de grasa que presente el paciente, y cada sesión es de corta duración. Es un tratamiento poco doloroso y que no requiere crema anestésica ni baja laboral.
Pide una cita