Se trata de un tratamiento de corrección de asimetrías en distintos ángulos nasales que nos permite remodelar la nariz sin pasar por cirugía. Es una técnica menos agresiva que la quirúrgica. Realizamos el tratamiento en narices que requieren la corrección de pequeñas irregularidades, pero no todos los casos son susceptibles a este tratamiento, puesto que no permite corregir el volumen de la nariz ni el caballete. Se emplean materiales biocompatibles y reabsorbibles, como el ácido hialurónico y la hidroxiapatita cálcica. Se realizan varias sesiones hasta completar el tratamiento y son de corta duración. Puede ocasionar inflamación y hematoma. Es un tratamiento poco doloroso y que no requiere crema anestésica ni baja laboral.
Pide una cita