Debemos ser conscientes de la importancia del cuidado de la piel, pues unas rutinas adecuadas nos permitirán frenar el envejecimiento derivado de la exposición solar y otros factores medioambientales. Debemos seguir unas pautas tanto cosméticas como alimenticias, que nos permitan mantener las condiciones lo más óptimas posibles en nuestra piel. Es importante seguir una dieta variada y equilibrada, descansar y beber abundante agua, así como el usar cosméticos como retinoides y los hidroxiácidos que nos ayuden a mantener la humedad necesaria en la dermis.
Pide una cita