Mediante la inyección de sustancias como la hidroxiapatita cálcica, ácido poliláctico y la policaprolactona, materiales biocompatibles y reabsorbibles, conseguimos la formación de nuevo colágeno con el fin de reestructurar el tejido cutáneo y darle tersura, firmeza y elasticidad a nuestra piel. Los resultados comenzarán a notarse a partir del segundo/tercer mes después de haberse realizado el tratamiento, y sus efectos perdurarán entre 10-12 meses. No requiere cuidados específicos previos, solamente la aplicación de crema anestésica antes de la sesión, para minimizar las molestias en el paciente.
Pide una cita