En los meses de invierno el frío y las calefacciones resecan el rostro. Por eso hay que elegir cremas hidratantes que le aporten una dosis extra de agua, realizar ‘peelings’ suaves y apostar por las infiltraciones de vitaminas más ácido hialurónico.

Leave a Reply